Temas

Prospecciones con georadar

24/04/2019 · Blog

En Estela Arqueoloxía e Patrimonio encontrarás un gran equipo de profesionales en el campo de los trabajos de arqueología y patrimonio cultural, adaptándonos a sus diferentes ámbitos y a los requerimientos de cada proyecto.

En esta ocasión queremos hacer especial mención a un método de trabajo especializado y a la maquinaria empleada para el mismo, que se ha consolidado en los últimos tiempos y logrado grandes avances en el sector de la arqueología: el Geo-Radar.

 

¿Qué es y cómo funciona el Geo-Radar?

El Geo-Radar o GPR (Ground Penetrating Radar) empleado para arqueología, consiste en el empleo de ondas electromagnéticas en elevada potencia electromagnética para lograr una imagen fidedigna de la capa más próxima del subsuelo. 

Es decir, mediante esta técnica, se puede conseguir una reconstrucción más precisa de las capas más superficiales del suelo.

En Estela Arqueoloxía e Patrimonio empleamos este tipo de instrumental y equipos para así lograr una mayor precisión en los diferentes trabajos relacionados con nuestro campo.

 

Utilización en diversos ámbitos de la arqueología

Este sistema de trabajo es, por tanto, empleado en muchos de los campos de la arqueología, puesto que ha demostrado ser de gran utilidad a la hora de llevar a cabo prospecciones profesionales.

Mediante el Geo-Radar (GPR) se hace uso de múltiples pulsos de radar, empleando fuentes de corriente para así conseguir la recreación de la imagen del interior del terreno.

De esta manera conseguimos una alternativa de trabajo que no supone un riesgo o alternativa destructiva, pero logrando a su vez mejores resultados. Con la radiación electromagnética, se analizan las señales recogidas en las diferentes estructuras bajo la superficie.

 

Investigación en gran variedad de medios

El empleo del Geo-Radar hace posible el estudio del subsuelo de menor calado. Este RPR es posible emplearlo en numerosos medios, como pueden ser la roca, hielo, agua... o diferentes pavimentaciones.

De esta manera, se consigue localizar objetos, diferentes materiales en la composición del subsuelo, grietas o huecos, aspectos de difícil valoración en prospecciones arqueológicas complicadas.

Su utilización ha conseguido grandes resultados, entre ellos los descubrimientos en los yacimientos arqueológicos de Numancia (Soria) y El Paular (Madrid). El disponer de esta clase de equipo en este trabajo, hizo posible lograr una comparativa sumamente interesante de los restos y datos recabados, para así un posterior análisis de los diferentes registros. En este segundo caso, fue posible una mejor delimitación del estado de unas ruinas ya referenciadas.

Especialistas en ARQUEOLOGÍA Y PATRIMONIO cultural en toda Galicia

¿Interesado en nuestro trabajo?

¡Compártelo!

¿Estás interesad@ en alguno de nuestros trabajos?

Ponte en contacto con nosotros o pídenos presupuesto sin compromiso.